Es una especie de moda representativa, donde los participantes, también llamados cosplayers, usan disfraces, accesorios y trajes que representan un personaje específico o una idea. El fenómeno del cosplay es relativamente reciente y es uno de los principales atractivos en las convenciones, ya sea por el disfrute de apreciar semejantes trabajos de diseño como el de realizar los mismos.